9 jul. 2008

NO SON CUENTOS, ¡SI SE CUELGA!

Cuando aparece un sistema operativo nuevo, suele ocurrir dos cosas muy típicas: la primera es que su antecesor ha alcanzado un grado de madurez tal, que al menos los problemas típicos están todos, o casi todos, bajo control. Lo otro, es que un programa nuevo, como es de esperarse, tiene errores. Sin embargo, no recuerdo yo desde la época en que salió un mediocre sistema llamado Windows Millennium Edition, un SO tan polémico como vista.

Últimamente he visitado muchos sitios pro Linux y evidentemente anti Microsoft, en los cuales se habla con desprecio y hasta con odio de la empresa de Redmond y sus productos, por lo cual pensé que sumado a las dos cosas típicas que comenté al inicio, había muchas palabras lejos de la imparcialidad. Bueno... Por fin estoy con mi querido PC y Windows Vista en sus entrañas y tengo lamentablemente que afirmar que sí se cuelga, que es inestable y poco compatible.

Paso a explicar mi experiencia: tengo un scanner Acer desde hace años, con suerte logré que funcionará en XP, pero en vista es imposible. Ok, eso lo suponía y no es noticia nueva que los escáneres no son buenos escalando generaciones. Tengo una tarjeta de TV manufacturada por una extinta empresa llamada Aimslab y con perseverancia, unos drivers Conexant y mucha suerte, le alargué la vida de Windows 98 hasta XP y funcionó también en Vista. Es un poco inestable, pero no puedo culpar a Vista de esto. Hasta aquí todo bien. Tengo una tarjeta SCSI que desde 98 la reconoce Windows sin más que los drivers propios del SO y extrañamente ya Vista no la contempla y por su puesto, el fabricante (Advantek) no va a hacer un controlador para mi, pero con gusto me venden otra. Ahí está el primer problema: ¿qué pasó con la compatibilidad? Luego, compré una tarjeta Nvidia, específicamente una GeForce 6200, absolutamente compatible con Vista. Bajé los drivers más recientes, abalados por Microsoft (WHQL) y los instala sin problemas. Todo parece que va bien, pero de pronto se me ocurre usar el reproductor de Windows Media 11 que viene incorporado y resulta que comienzan parpadeos en la imagen y luego un mensaje que dice que la tarjeta de video se detuvo y se recuperó, segundos más tardes, la odiada pantalla azul. Esto sólo me pasa con ese reproductor porque trabajo con el Media Player Classic con los mismos archivos y todo va de maravillas. Cuando reinicio, el sistema busca descubrir lo que ocurrió y me dice que la culpa es de Nvidia y que trate de buscar los controladores más recientes (cosa que como dije, ya lo había hecho antes).

Pero Microsoft ya había certificado ese controlador, así que parece un lavado de manos de su parte. Por suerte no me gusta su reproductor y no lo uso a menos que no tenga más opción, puedo vivir sin él sin problemas, pero eso el algo que sin duda, no debe ocurrir. Basta escribir “Windows Vista Crash” en youtube para ver casos similares.

Después de tantos años de desarrollo, basados en un núcleo tan estable como es la tecnología NT, no consigo entender como pasan estas cosas. Y me molesta como no tienen idea, que dejen por fuera periféricos sólo porque son viejos. Es una falta de respeto al usuario, por lo menos debería publicarse una explicación técnica que lo justifique.

Tengo Vista porque se que no hay vuelta atrás y se que muchos problemas van a solucionarse. Pero de ningún modo me atrevo a recomendar, por lo menos por este año, a ese software porque quiero que mis clientes, a parte de sus problemas personales, no tengan más dolores de cabeza. Para mí, no está listo para las masas, tiene mucho que mejorar y mucho por resolver antes de que pueda, seriamente, considerarse el sucesor de XP, que con sus problemas de seguridad y cualquier otro mal que se le pueda endosar, sigue siendo lo mejor que Microsoft ha fabricado.

Jesús A. Famiglietti
jesusfamiglietti@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Algunos derechos reservados.
2006 - 2013 Variedad Plus. Boconó,Trujillo. 3103. Venezuela. Contacto a través del siguiente correo albertopacob@gmail.com