20 abr. 2009

Lo positivo de la crisis mundial

La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.


Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.


Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.


En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.


Albert Einstein
.

2 comentarios:

  1. A ver si yo tengo suerte y la supero con exito...lo mismo te deseo :)

    ResponderEliminar
  2. Yo espero un futuro mejor. Sin embargo creo que la crisis puede llevar a muchos a tener ingenio para sobrevivir con lo básico.

    Según mi concepto con eso bastaría. El asunto es que personas que han estado acostumbrado a tener mucho, deben vencer los prejuicios a ciertos tipos de trabajo, que para ellos, serian empleos de segunda o tercera.

    Lo importante es conseguir algo de manera regular y no quedarse de pie mirando y quejándose.

    Claro es una reflexión. Y por supuesto estimado An, sigamos adelante. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Algunos derechos reservados.
2006 - 2013 Variedad Plus. Boconó,Trujillo. 3103. Venezuela. Contacto a través del siguiente correo albertopacob@gmail.com